Alberto Mercado: “El Ayuntamiento de Tomares lo está gobernando un equipo mafioso”

Abogado de profesión, aunque no por vocación, Alberto Mercado vuelve a presentarse como candidato a la alcaldía de Tomares (Sevilla) al frente del Partido Andalucista. Ha tenido un comienzo de campaña intenso, pero no tiene inconveniente en atenderme antes de ir a la sede del partido “a ensobrar”. Nos citamos en La Bocana, un lugar donde, además de poder desayunar, los candidatos se dejan ver antes de las elecciones.

El señor Mercado no viene solo. Le acompañan el número 3 de su lista, Alberto Romano, y el número 5, Juan Antonio Mancera. El primero ha sido funcionario, tiene experiencia en oposiciones, y se la quiere trasladar a los jóvenes tomareños, según me comenta. “Queremos ofrecer una charla informativa a los jóvenes que quieran opositar y ayudarles a conseguir un empleo estable y duradero”, dice.

No pierde la sonrisa en ningún momento, a pesar de tener varias causas abiertas y haber sido denunciado en numerosas ocasiones por el Partido Popular de Tomares, quien le ha acusado -entre otras cosas- de hacer una concesión fraudulenta del gimnasio municipal cuando era concejal y de agredir a una de sus militantes a la salida de un pleno. Casi todas han sido archivadas.

Alberto Mercado, en Tomares

Alberto Mercado, en Tomares

Sus carteles son los más grandes de los que se pueden ver en el pueblo…

A.M.: Nos dieron poco espacio, así que dijimos: “Vamos a hacerlos grandes”.

Acaba de empezar, pero ¿cómo lleva la campaña?

A.M.: Horrible. Tiene un trabajo previo. El nuestro ha sido de cuatro años, siendo el partido que más propuestas ha realizado en el pleno: veinticinco. Casi el doble que el segundo partido que más ha propuesto. Y después, como oposición, hemos estado en los juzgados denunciando todo aquello que hemos visto que no estaba bien.

A usted también le han caído unas cuantas denuncias…

A.M.: Y más que me van a caer y me han caído, pero no se han hecho públicas. Pero a mí no me han denunciado ni la Fiscalía ni la Policía Judicial, sino el Partido Popular. Por ahora me han archivado todas, salvo las del último mes, que no dará tiempo (antes de las elecciones). Habrá que ver si el juez vuelve a imputarme para poder citarme, y después me imagino que pasará como con las anteriores.

¿Qué ha ocurrido exactamente?

A.M.: Ellos (el PP) han presentado expedientes administrativos de hace cinco años -que no entiendo qué hacen denunciándolo ahora-, y lo han hecho de forma incompleta. Nosotros tenemos copia de todo lo que hicimos, por eso le dije al juez que pidiera el expediente completo. Si ellos no lo llegan a aportar, lo hubiéramos hecho nosotros. Además, el gimnasio se adjudicó en octubre y lo ha inaugurado el Partido Popular. No sé cómo lo habrán adjudicado, pero desde luego yo no he sido. Además, quien adjudica es el alcalde, y en mi época en el Ayuntamiento él tampoco adjudicó nada. Por eso este asunto ha ido rápido, y porque el juez ha decidido tomarse la molestia.

¿Qué busca el Partido Popular con esto, según usted?

A.M.: Cualquier cosa. Esta mañana he leído en ABC que han imputado a Juan David Bretones, técnico de Medio Ambiente. De hecho, dice que “un juzgado imputa a un testigo del caso Tomares”. El concejal que presentó los informes falsos -porque eran de otros años- le dijo a este chico que hiciera unos informes, que los había pedido la oposición. Y el chaval se puso a hacerlos, agobiado un fin de semana porque tenía que hacer informes de los últimos cuatro años para ese concejal sinvergüenza, Juan Campos, que es su jefe. Juan David, por lo visto, se negó a seguir haciéndolos, por dignidad. Así que el concejal mete fotos en el informe que no coinciden con las fechas de éstos. Esto se lo cuenta a la jueza, y la invita a comprobar las fechas en el ordenador del Ayuntamiento -y por eso intervinieron los ordenadores-, y así vería que no coincidían los informes con las fechas de las fotos.

Vaya jaleos rodean a un simple Ayuntamiento, ¿no cree?

A.M.: Por eso nosotros pedimos desde 2012 que se investiguen todas las cuentas, hasta las nuestras, desde 2007. No nos cuadra. Hemos visto las cifras, y las cifras no cuadran. Ahí falta dinero. Y no solo eso, sino que los expedientes están mal hechos. Ahí ha habido chanchullos de todo tipo, y el Ayuntamiento de Tomares lo está gobernando un equipo mafioso. Es una mafia que dice que todo está bien, pero si Alberto Mercado les denuncia, ellos le denuncian también por la irregularidad del gimnasio. O al técnico, testigo del caso Tomares, por la adjudicación de la desinfección de las alcantarillas.

Se quejan de poca transparencia entonces.

A.R.: Poca no, ninguna.

A.M.: Lo que hacen es denunciar a quien les denuncie, cuando lo que debería haber ahí es una investigación. De absolutamente todo. Yo no me puedo fiar de lo que hice, Carlos. Porque yo fui el concejal que más dinero administró en este Ayuntamiento, el 20% del presupuesto según lo que pactamos. Yo sé que no me llevé nunca nada, pero te enteras de toda esta trama y no te fías de lo que te han hecho firmar. Yo estaría encantado de que se mirase lo del gimnasio si de verdad hubiera cometido alguna irregularidad, pero no se había adjudicado, así que no podía haber dinero de ningún lado. Pero, ¿y de lo que han adjudicado los demás? El dinero es como el aceite, al final deja huella.

A.R.: Pero Alberto, no es que falte o que se lo lleven. Es que además no hay justificación de ese dinero. ¿Que te lo has gastado? Justifícalo.

¿Qué objetivo se han marcado para las próximas elecciones municipales?

A.M.: Nuestro objetivo es ganar la alcaldía de Tomares, siendo conscientes de que lo primero que hay que hacer ahí es gastarse el dinero en una auditoría…

¿Habrá suficiente? Lo digo porque el pueblo lleva dos meses en obras.

A.R.: Eso es normal.

A.M.: Así es, y además viene promovido por la Diputación (de Sevilla). Ésta gobierna en casi todos los pueblos de la provincia, y sabe que sacando un ‘Plan Supera’, que es como lo han llamado, ellos mantienen sus pueblos. Claro, ese dinero se administra mediante una fórmula matemática por la que los pueblos menores en proporción con sus habitantes reciben más que los grandes. En las zonas rurales han creado mucho empleo, pero aquí el empleo ha sido nulo. De todos modos, en Tomares es cierto que hay una deuda tremenda (cercana a los 16-20 millones de euros, según PA).

Apunta a la alcaldía, ¿pero cómo pueden confiar los vecinos en usted, que ha sido imputado, como muchos otros políticos en España?

A.M.: Yo te imputo mañana si quiero.

Pero no todo el mundo entiende la jerga jurídica. ¿Cómo puede un imputado llamar mafioso a un gobierno municipal y esperar que la gente le vote?

A.M.: La diferencia es que a mí me imputa el Partido Popular. A ellos no les hemos imputado nosotros, sino la Fiscalía mediante los informes de la Policía Judicial. Lo primero que hemos hecho nosotros en estos casos ha sido ponerlos en conocimiento de la Fiscalía. Si ésta ve indicios, denuncia ante los juzgados, pero no nosotros. Si la Fiscalía estima que no hay nada, archiva y se acabó.

¿Han tenido acceso a alguna encuesta o barómetro que les dé una pista sobre por dónde irán los tiros el 24 de mayo en Tomares?

A.M.: No, las encuestas las hacen el PP y el PSOE. Esperamos unos resultados bastante buenos. Nosotros hemos hecho una campaña en positivo, diciéndole a los tomareños que estamos preparados para gobernarlos. Al frente de la concejalía de Cultura, Juventud y Deporte cumplimos nuestros compromisos. PP y PSOE prometieron bajar los impuestos; nosotros nos comprometimos a congelarlos, y las tasas de nuestra concejalía se congelaron. Ahora nos atrevemos a decir que podemos bajar los impuestos en Tomares. Nosotros hacemos propuestas realistas siempre.

En su programa -y el de otros partidos- he leído, una vez más, lo de traer el metro a Tomares. ¿De qué sirve si las obras de las nuevas líneas parecen estancadas?

A.M.: Pero nosotros lo reivindicamos. Desde luego, nos comprometemos a poner lanzaderas y exigiremos el metro, no decimos que lo vayamos a poner. El metro se pierde en Tomares porque el PSOE lo rechaza. La ley del Metro de Sevilla la promulga Juan Carlos de Borbón, por entonces Príncipe de Asturias, y en 1979 el primer alcalde democrático de Sevilla, Luis Uruñuela (PA), inicia las obras. En 1983 gana el PSOE y se cierra, alegando que Sevilla se hunde y no puede tener metro. Curiosamente, nuestros túneles no se hundieron y se han aprovechado. Los del PSOE se ondulaban y los nuestros no. Rojas-Marcos (en 1991) propuso su apoyo a Soledad Becerril para ser alcaldesa si José María Aznar ponía el dinero para el metro. Éste se negó y hace alcalde a Monteseirín. Así consigue que sea la Junta de Andalucía la que impulse el metro, cuando debía ser el Estado. Rojas-Marcos hace las cuatro líneas de metro, encargando tres proyectos. El que escoge llega a Tomares. Se lo propusieron a Antonia Hierro (ex alcaldesa socialista de Tomares), pero lo rechaza a pesar de la financiación* ventajosa para el pueblo.

*50% la UTE, 25% la Junta y 25% los pueblos participantes en función de su población

A.M. (sigue): Hubiéramos pagado 80 millones de pesetas por tener el metro en Tomares. Una cifra ridícula. En las siguientes elecciones el PA deja de ser llave del gobierno de Sevilla en detrimento de Izquierda Unida, y entonces se vuelve a enterrar el proyecto. Actualmente, la Línea 2 llega a la Torre Pelli. En la entrada a la autovía de Huelva. El arco norte tiene un tren de cercanías; el arco sur, el metro; la zona central no lo tiene. Esa Línea 2 debe extenderse por Camas, Tomares, Castilleja, Gines y Bormujos. Eso aseguraría una cantidad de viajeros suficiente para hacer rentable el billete, y solucionaría que Tomares pudiera tener el metro. Nosotros apostamos por eso. ¿Mientras tanto? Autobuses lanzadera. No podemos prometer algo que depende de la Junta de Andalucía.

A.R.: La gente joven sabrá que había otra alternativa: el anillo Mairena-Tomares-Bormujos. La Línea 1 surgía con la intención de unir los tres Campus Universitarios.

Ha dicho que esperan buenos resultados. Será complicado teniendo en cuenta la aparición de Podemos y Ciudadanos, también a nivel municipal.

A.M.: Yo creo que no. En el caso de Podemos no les permiten utilizar el nombre del partido, la candidatura de llama Tomares Sí Se Puede. Es una estrategia. En un municipio la política es distinta. Su objetivo es la presidencia del Estado. No quieren que estas elecciones les manchen de cara a las generales. Porque si son llave de gobierno, ¿qué harán? ¿Dejar que gobierne José Luis Sanz (PP) o dar su apoyo al PSOE, que también es casta?

¿Y en Andalucía? ¿Qué pasa en Andalucía?

A.M.: En Andalucía el inmovilismo de Ciudadanos y Podemos puede pasar factura al final. Hubo un año en que ni IU ni PP dejaban gobernar al PSOE. Y con eso hay que tener cuidado. No digo que tengan que apoyar a Susana Díaz, pero no permitir que una comunidad autónoma tenga Gobierno es muy peligroso porque paralizas inversiones, paralizas la actividad diaria y eso empobrece y desactiva la economía de una zona. Esperarán a después de las municipales para pactar, sobre todo Ciudadanos, que creo que será quien pacte al final.

¿No se atreve a intuir qué ocurrirá en Tomares?

A.M.: Por el nerviosismo que desprenden, creo que el PP perderá la mayoría absoluta. Llegaron a 14 concejales con el tsunami azul, pero solo fueron cuatro más que antes. En Sevilla, Zoido dobló. La bajada que tiene ahora Zoido en Sevilla entendemos que será la que se produzca también en Tomares. Quizás menos acusada.

¿Le asusta que el resultado de las autonómicas se refleje en los resultados del 24 de mayo?

A.M.: Nos estamos hundiendo desde 2002, según las autonómicas. Sin embargo, en las locales vamos subiendo progresivamente. El PP sí que tiene que tener miedo, ha sacado su peor resultado desde 1990.

¿Qué explicación le da a esta circunstancia?

A.M.: En las municipales se vota más a la persona. Además, aquí debe pasar como en Andalucía: hay gente que vota al PP para echar al PSOE de la Junta después de un régimen viciado de 36 años. Pues aquí también hay que echarlos, pero al PP. Aquí hay corrupción, está claro, así que creo que obtendrán menos votos todavía. En las últimas elecciones nos quedamos a trece votos de doblar concejales, a pesar de todo. ¿Que nosotros nos hundamos? No.

IMG_9098

Y ya que hemos sacado el tema. ¿Cree que el andalucismo se ha pasado de moda?

A.M.: Creo que nunca ha estado de moda.

Bueno, llegó a tener representación en el Congreso y varios ayuntamientos importantes.

A.M.: Al principio, en 1979. Pero su representación, también en el Parlamento andaluz, ha sido siempre muy pírrica. Como gobernamos en la ciudad de Sevilla la gente cree eso, pero es la única capital de provincia que hemos gobernado. Tenemos pueblos aislados…

¿Y Jerez?

A.M.: Es verdad, pero eso fue porque Pedro Pacheco… Para que veas lo que son las cosas. El PA nunca ha metido la mano en un cajón; nunca, nunca…

¿Pondría la mano en el fuego por sus compañeros de partido?

A.M.: A ver, lo digo desde mi experiencia.

Lo comento porque últimamente hay quien se ha quemado más de la cuenta…

A.R.: Nadie, nadie, nadie puede poner la mano en el fuego por nadie.

A.M.: ¿Tú crees que a Alejandro Rojas-Marcos no le buscaron de todo para hundirlo?

De eso parece ir la política hoy en día.

A.M.: No lo encontraron. Solo saben decir que hay un Estadio Olímpico abandonado.

¿Le parecen poco 120 millones de euros en desuso?

A.M.: ¿Pero por qué está en desuso? Con Rojas-Marcos se celebraron finales de la UEFA, de la Copa del Rey, y la final de Copa Davis que se celebró con Izquierda Unida la consiguió el PA. Además, Rojas-Marcos tenía pactado el uso del Estadio por parte de Betis y Sevilla. Y en plena campaña dijeron que no. Hubiera sido un pelotazo que el Betis hubiera tenido una zona comercial allí, por ejemplo, pero todo eso se vino abajo.

¿Pero por qué necesitan dos equipos compartir un solo estadio, más aún cuando ya tiene cada uno el suyo?

A.M.: Es mucho más eficiente.

A.R.: ¿Por qué no nos preguntamos lo mismo con Roma, Milán…?

Esto es diferente, en esas ciudades se trató esto desde el principio, no había un estadio por equipo.

A.M.: Se trataba de no haber hecho la obra del Benito Villamarín, aunque después la hizo. Y el Sevilla quería derruir el Sánchez-Pizjuán para hacer una zona comercial mucho más grande en Nervión, rascacielos incluido. Con aquello, el Sevilla hubiera ingresado un buen dinero, hubiera hecho unos fichajes de relumbrón…

Al final les ha salido bien la jugada, sin necesidad de ello, ¿no le parece?

A.M.: Sí, le ha ido bien. Pero como te comentaba, en 12 años con el PA, con el pelotazo urbanístico de por medio, en una ciudad como Sevilla, solo han podido sacar eso. Y a Pedro Pacheco (retomando lo que estaba diciendo), lo que le sacaron -y no ha sido en el PA, sino con Foro Ciudadano- fue el haber contratado a dos compañeros de su partido en la Administración, a los que no dejó enchufados porque se fueron con él. Pues está en la cárcel del Puerto de Santa María, condenado, por no haber publicado aquello en el Boletín Oficial de la Provincia. ¿Cuánta gente debería estar entonces en la cárcel ahora mismo? Pero el Tribunal Supremo decidió dar ejemplaridad con un político, y le tocó a él. Con los del PSOE y los del PP no se atreven, ¿eh? Yo pienso que quien quiere robar se va a donde puede hacerlo, donde está el manual de robo. Cuando te llevas tantos años luchando en una organización pequeña, digo yo, es porque de verdad te interesa.

Retomando el tema del andalucismo…

A.M.: El andalucismo tendrá su oportunidad cuando el pueblo andaluz quiera. Y aunque nos quejamos mucho de que el pueblo andaluz no capta nuestro mensaje, también creo que nosotros no estamos captando el mensaje del pueblo andaluz.

Tras las autonómicas, Pilar Távora se pilló un buen rebote en las redes sociales. Muchas personas criticaron su falta de autocrítica y la del partido. Se escudó en que los medios no le ha dado su sitio al PA, en detrimento de formaciones nuevas…

A.M.: Si La Sexta nos diera diez minutos…

Albert Rivera, por ejemplo, no es nuevo en la política. Se desnudó en un cartel electoral, llamó la atención y las miradas se fueron girando hacia él. ¿Puede que el PA no sepa cómo impactar a la gente hoy en día?

A.M.: Blas Infante decía que la mejor forma de progreso es la autocrítica. Nos hemos olvidado mucho, es verdad. También creo que no hemos tenido oportunidades en los medios. Albert Rivera lleva en esto once años. En las últimas catalanas, ya no daba más de sí. Pero debe haber alguien en Atresmedia, que no es precisamente de izquierdas, que ha tenido interés en darle voz. Todo esto es el manejo del poder. Por eso regularizaron la televisión con la TDT, para que no se les fuera de madre.

¿Y Canal Sur?

A.M.: Los medios ahora están en Madrid, los de verdad. Canal Sur nos ha dado voz, demasiada quizás. Es verdad que municipalmente tenemos mucho poder, pero la gente no ve Canal Sur a no ser que sea para ver a Juan y Medio. En La Sexta, Cuatro y Telecinco, ¿quiénes salen? Pues eso. En esta cruzada van a sufrir todos los partidos nacionalistas, porque es de tipo estatal. Eso no quita que haya que hacer política y captar el mensaje del pueblo andaluz.

A la última persona que escuché hablar de la independencia de Andalucía fue Sánchez Gordillo, que dijo que la región se encuentra subyugada por la Unión Europea y el Estado español. ¿Coincide con su visión?

A.M.: Creo que sería interesante sentarse con él, lo que pasa es que es una persona tan…

No hablo de la persona, sino de la idea que transmite.

A.M.: Pero la idea sale de una persona que puede tener una teoría y en la práctica hacer otra cosa. Es un hombre que cobró dos sueldos y dijo que no se estaba dando cuenta de ello. Yo estoy dispuesto a que nos sentemos todos los andalucistas, y lo que tenga que surgir tendrá que hacerlo de otros andalucistas, no solo de los dirigentes. Tiene que ser gente nueva, no Sánchez Gordillo, para que el mensaje sea más creíble.

A.R.: Sobre todo porque conocerá la política más actual y las necesidades más actuales. Yo puedo aportar experiencia, pero a la gente joven no puedo llegarle tan fácilmente. Puedo no comulgar con algunas de las cosas que a ellos les gusten ni tener sus mismas inquietudes. Pero sí puedo ofrecer unas pautas para lograr objetivos de una forma pausada, no tan a lo loco.

A.M.: Decía Alberto (Romano) que no podemos decirle a los jóvenes qué política vamos a ofrecerles. Por eso, nosotros queremos constituir un Consejo de Juventud en el que nos digan qué es lo que quieren; un Foro Joven. Ya lo hicimos cuando estuvimos en el gobierno de Tomares. Podemos guiarles, ofrecerles los instrumentos… Pero son más capaces que nosotros.

En el contexto actual, ¿cuál cree que es el mayor lastre que arrastra Andalucía? ¿Qué le impide dar ese salto que muchos llevan años esperando, en todos los sentidos?

A.R.: Es que hay muchos campos…

Pero debe haber algo por lo que empezar, ¿no?

A.M.: El modelo de subvenciones. Concretamente, los subsidios a las personas. Son improductivos y producen una economía sumergida. La gente se conforma con tener 400 euros, más otros 400 del ‘chapú’. Con eso ya se tiene un sueldo en casa. Eso produce que haya muy poca productividad.

¿Se refiere a esa golfería que siempre se asocia al andaluz?

A.M.: Sí, pero no porque el andaluz sea golfo, sino porque los gobernantes del pueblo andaluz prefieren que éste lo sea. Los gobernantes saben que los tienen cogidos por el estómago. Si tú le dices a la gente que sea ambiciosa, que puede tener un futuro mejor, una vida mejor, pues a lo mejor se lo piensan y despega el asunto. Pero si cuando viene la Unión Europea y te ofrece dinero a cambio de que destruyas tu barco para reducir la pesca… En el País Vasco se negaron. ¿Por qué? Porque si lo hacían, ¿qué futuro le dejaban a sus hijos? En cambio aquí sí se han destruido, porque el que lo ha hecho estaba pensando en lo que le iban a dar en ese momento, y no en lo que podría conseguir en el futuro. Se han olvidado de sus hijos. Aquí se nos ha convencido de que podemos vivir de los subsidios. Y es cierto que no se puede dejar a la gente sin nada, que tiene que haber una renta social básica que garantice unos mínimos.

¿Algo como lo que propone Podemos?

A.M.: Sí, pero el Partido Andalucista lo lleva proponiendo 20 años. De hecho, ya estaba en el Estatuto de Autonomía. Podemos ha propuesto algo que ya estaba. ¿Por qué votamos en contra del último Estatuto de Autonomía en 2004? Nos parecía la carta a los Reyes Magos, pero no existía financiación para llevarlo a cabo. El Estatuto Catalán sí traía la financiación necesaria, por ejemplo.

¿Cómo empezarían ustedes?

A.R.: Hay que cambiar un poquito el chip. Primero la ideología y el pensamiento, y luego optimizar el recurso propio de cada persona. Que no hagan ‘chapús’.

A.M.: Ahora los ayuntamientos han llevado a cabo el ‘Plan Empleo 30+’. Aquí dicen que han contratado a 70 chavales. Pero claro, luego te encuentras a uno subido a un árbol recogiendo naranjas mientras le observan desde abajo otros seis, porque no hay tijeras para todos. Los contratan para pintar bordillos, pasos de peatones… ¿Pero vas a poner eso en tu currículum si eres, por ejemplo, periodista? Si en vez de hacer eso te costean unas prácticas de dos o tres meses en una empresa de comunicación, la ventaja es mayor. Al empresario no le cuestas dinero ese tiempo, pero puedes luchar por quedarte en la empresa. Pero en el Ayuntamiento nunca te vas a poder quedar. De hecho, poca gente han echado de aquí.

A.R.: Dicen que han contratado a 70 personas. Que no sean mentirosos, los tienen ocupados durante dos meses. Eso no es dar trabajo.

A.M.: Así se va el dinero en esta tierra. Y esta tierra tiene mil oportunidades. Somos los primeros en energías renovables, en sol, en viento. ¡En tierra! Tú levantas esa loseta, siembras un poco y ya tienes para comer. Podemos transformar aquí la materia prima de todo tipo.

A.R.: Pero para eso, como ya he dicho, hay que cambiar el chip. Hay que pensar que somos ocho millones, que podemos…

¿Podemos?

A.R.: Claro que podemos (ríe).

A.M.: ¡Podemos, es verdad! ¡Ciudadanos, podemos! (ríe) Pero lo difícil va a ser convencer a muchas personas de que deben recibir 400 euros a cambio de algo, pero mientras no se haga esta tierra no tiene salida. Ninguna.

Acerca de Carlos G. Urbano

Periodista. Redactor en Medina Media Producciones.
Esta entrada fue publicada en Entrevistas y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario