Sevilla pide a gritos una final de Copa

Se acerca la primavera, y con ella uno de los eventos deportivos del año en España: la final de la Copa del Rey. Decididos los finalistas, falta saber dónde se celebrará el último y decisivo partido del torneo del K.O. Según los diarios deportivos más importantes (ejem), Athletic Club y Fútbol Club Barcelona tienen claro dónde quieren jugar: el Santiago Bernabéu.

Sin embargo, el Real Madrid se opone a celebrar más finales en su estadio. Rita Barberá ya ha puesto a disposición de la Federación Española de Fútbol el feudo valencianista, Mestalla, donde ya se celebró la final de 2009 entre ambos conjuntos. Por aquel entonces tuvo otro rival por hacerse con la final: el Estadio de La Cartuja.

Cartuja 3

Dicen que Sevilla tiene un color especial, y así es. Además, es una ciudad que vive el fútbol como pocas, y donde el odio entre aficiones -si es que puede llamarse así- no dura más de dos cervezas. Los ‘chuflas’ existen, pero son los que menos, afortunadamente. Además, ninguna guarda especial rencor a las de los contendientes.

Al contrario que Madrid, Barcelona o Valencia, es un lugar donde se puede caminar sin darse codazos con los demás transeúntes, y es mil veces más bonita. Cuenta con numerosos lugares de esparcimiento en el centro de la ciudad y una oferta cultural y turística rica y variada. A quien le guste el turismo futbolístico tampoco se puede quejar: por un lado, uno de los clubes españoles más laureados de la última década; por el otro, uno de los grandes menos laureados de nuestro fútbol.

Aunque tanto el Sánchez-Pizjuán y el Benito Villamarín han alojado encuentros de alto nivel (el segundo hace tiempo que no; el primero, el próximo 26 de marzo), el Estadio de La Cartuja ofrece muchas ventajas respecto a éstos y otros estadios de la geografía nacional.

Cartuja 2

En primer lugar, su capacidad. Es el tercero de España en aforo, con más de 60.000 asientos, superando así al Vicente Calderón, Mestalla y el Nuevo San Mamés. Es, además, un estadio cinco estrellas de la FIFA, donde ya se han jugado dos finales de la Copa del Rey (1999 y 2001) y una de la UEFA, en 2003, en la que José Mourinho comenzó a forjar su ‘leyenda’.

Ha pasado más de una década desde entonces, pero este coliseo pide a gritos una oportunidad. Las circunstancias han obligado a sus gestores a reinventarse, llegando a albergar desde torneos infantiles de fútbol hasta dos finales de la Copa Davis. Eso sin contar, por supuesto, con los artistas de reputación mundial que han celebrado sus conciertos en él.

¿Pista de atletismo de por medio? La final de la Liga de Campeones se disputará en el Olímpico de Berlín el próximo mes de mayo y no he leído quejas al respecto.

Se ubica en una zona espaciosa, tranquila, lejos del centro -aunque se puede llegar andando en quince minutos-, donde los ciudadanos no se verán afectados por las posibles molestias que las aglomeraciones de aficionados puedan ocasionar. Cerca, a pocos metros, se encuentra el Parque del Alamillo, de una gran extensión, donde leones y culés pueden comer, disfrutar y descansar hasta la hora del encuentro.

Mapa Cartuja

Estadios como el Santiago Bernabéu o Mestalla están insertos en el núcleo urbano de dos grandes ciudades, lo que alteraría, sin duda, el ciclo normal de la vida diaria según se acerquen los prolegómenos del partido. Esto en La Cartuja no pasaría.

Aún queda otro punto importante que tratar: el transporte. El aeropuerto de San Pablo no es gran cosa, pero posee línea directa con Bilbao y Barcelona. La conexión ferroviaria a través del AVE es otro punto a tener en cuenta. Por si fuera poco, desde la misma estación de Santa Justa se puede llegar a un apeadero de cercanías de Renfe cercano al estadio.

Hay que reconocer que el Ayuntamiento de Sevilla lo ha hecho bien a la hora de dotar la línea de autobús que pasa por ahí de vehículos suficientes para que no hubiera quejas. Aunque es de las pocas cosas que, a mi juicio, se han hecho bien últimamente. Pero esa es otra historia.

En definitiva, ya es hora de que la RFEF mire a Sevilla para lo bueno, y no solo para lo malo. La capital hispalense debería ser, en mi humilde opinión, una seria candidata a albergar el partido más importante del Campeonato de España; no solo hoy, sino cada año.

Por el bien de los aficionados y el bienestar de los ciudadanos.

Las fotos fueron tomadas durante la realización de un reportaje publicado en Inside Spanish Football, el cual enlazo a continuación por si quisieran conocer un poco más sobre este estadio. Advierto: está en inglés.

Acerca de Carlos G. Urbano

Periodista. Redactor en Medina Media Producciones.
Esta entrada fue publicada en Deportes y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario