Algunos apuntes sobre el ‘caso Murcia’

A cinco días de que dé comienzo la Liga Adelante, seguimos expectantes. A las 22.00 horas de ayer, Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional, anunciaba que el calendario de la Segunda División española se mantiene como hasta ahora. Es decir, el Mirandés recibirá al Lugo este fin de semana, y el Murcia al Logroñés. Tal como anunció el propio Tebas, la LFP ha presentado una oposición al Auto emitido por el Juzgado de lo Mercantil nº 7 de Madrid el pasado 12 de agosto.

Se ha especulado mucho estas semanas acerca del futuro del Real Murcia C.F., el cual, recordemos, sufrió un descenso administrativo a Segunda División ‘B’ por no cumplir los ratios de deudas e ingresos que exigen los estatutos de La Liga, además de sus “reiterados” incumplimientos con la Hacienda Pública. Una medida que favoreció al C.D. Mirandés, que confirmó su descenso a la División de Bronce en la última jornada de la pasada campaña y que, por ahora, ocupará la plaza del equipo pimentonero. Pero, como de costumbre, la información al respecto ha sido escueta, incorrecta e incompleta.

Aficionados pimentoneros se manifiestan contra la decisión de la LFP | Foto: ABC

Aficionados pimentoneros se manifiestan contra la decisión de la LFP | Foto: ABC

Al encontrarme de vacaciones cuando ocurrió todo, no pude seguir detenidamente el asunto. De nuevo en casa y con el documento por delante, me doy cuenta de que muchos medios de comunicación, y algunas partes afectadas, no han sido del todo claros. Me explico:

Para empezar, un Auto no es una Sentencia. Algo que pocos periodistas de este país parecen entender. Dicho Auto es el resultado del anuncio de demanda que efectuó el club murciano ante los Juzgados de lo Mercantil de Madrid, la cual fue enviada (o turnada) al Juzgado nº 7. Al estar éstos cerrados hasta el 1 de septiembre, la demanda solo pudo ser anunciada y no interpuesta, que es lo habitual. En ella se solicitaba la siguiente medida cautelar: la suspensión del acuerdo adoptado por la Liga Nacional de Fútbol Profesional, el cual impedía la inscripción del Real Murcia en la misma durante la temporada 2014 / 2015.

Medida que el Magistrado Andrés Sánchez Magro concedió explicando, tal y como se recoge en el Auto, que en pocas ocasiones resulta tan evidente la necesidad de adoptar una medida cautelar, ya que el club se encuentra en situación concursal, y la no participación en la competición profesional supondría una pérdida de ingresos que impedirían al Murcia cumplir con sus acreedores. Todo ello ha sido “justificado documentalmente”, tal como recoge el Auto en su Fundamento Jurídico quinto.

Por poner un ejemplo: el Real Murcia pedería los dos millones y medio de euros correspondientes a la explotación de sus derechos audiovisuales. La principal finalidad del Auto comentado es la protección de los acreedores que participan en el convenio concursal del club, destacando como principal acreedor a la Agencia Tributaria, cuyas expectativas de cobro quedarían prácticamente mermadas en caso de no cumplirse tal medida cautelar. Curioso, teniendo en cuenta el acuerdo entre La Liga y Hacienda para eliminar la deuda de los clubes con ésta, del cual Javier Tebas se ha mostrado siempre orgulloso.

Si el Auto hubiese sido desfavorable, hubiera supuesto la imposibilidad de ejecución de un posible fallo estimatorio. Esto es, pudiera ocurrir que si finalmente se le diese la razón al Murcia, éste (seguramente) ya habría desaparecido. No obstante, la Real Federación Española de Fútbol ha exigido que la Liga Adelante cuente con veintidós clubes, y no con veintitrés, como se ha especulado en los últimos dos días. Así pues, la LFP presentará mañana mismo una oposición al Auto debido al “imposible incumplimiento” que esgrimió el señor Tebas durante su comparecencia.

Muchos creen que con esto se da por finalizado el culebrón. Nada más lejos de la realidad. Ahora, se abren dos nuevos escenarios legales. Por un lado, el mismo Magistrado debe emitir un nuevo Auto en el plazo de cinco días hábiles; por otro, el Murcia podría pedir una acción ejecutiva de la medida cautelar. Es decir, obligar a la LFP a cumplir con lo establecido en el Auto por todos los medios posibles. Por ejemplo, instando a los funcionarios del Registro de La Liga a no inscribir al Mirandés, y sí al equipo de la Nueva Condomina.

En base a esto, este fin de semana el Mirandés será equipo de Segunda División, pero podría no serlo el martes que viene. Agárrense, que vienen curvas.

Acerca de Carlos G. Urbano

Periodista. Redactor en Medina Media Producciones.
Esta entrada fue publicada en Deportes y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario