Un premio inesperado

No lo he pasado demasiado bien últimamente. Afronto la recta final de la carrera y el estrés se ha convertido en una constante en mi día a día. Por ello he tenido que dejar de lado -espero que no por mucho tiempo- varios proyectos, entre los que se encuentra, a mi pesar, Muy Buenos Días. He estado compaginando las prácticas y las clases de la Universidad con mis labores de Redactor Jefe de Beticismo.net en la medida que he podido.

Dudo que mis compañeros supieran que estuve a punto de abandonar este barco también debido a la presión -auto infligida muchas veces, lo admito- que supone enfrentar una etapa que deseas finalizar lo antes posible. Porque, la verdad -aunque muchos ya lo sabéis-, me asfixio en la Facultad. Es el sitio donde menos cosas he aprendido en mi vida, pero sigue siendo el más importante para poder cumplir ese estúpido sueño de ser periodista.

Cuando estuve meditando la posibilidad de dejar Beticismo, al menos durante algún tiempo, me paré a pensarlo fríamente. ¿De verdad quería dejar de lado un proyecto en el que me impliqué y por el que aposté desde el principio? Hace ya dos años de aquello… Por supuesto que no. Quizás por eso me emocioné tanto cuando el pasado lunes nos nombraron Mejor Blog Deportivo de Sevilla en la III Gala Blogosur.

Juan Jesús, Fran, José Manuel, Tomás y un servidor junto al premio

Juan Jesús, Fran, José Manuel, Tomás y un servidor junto al premio

El Lope de Vega fue el lugar escogido para acoger este acto organizado por la empresa de comunicación Blogosur, que premia a los mejores blogs y tuiteros de la capital andaluza. Por primera vez en su historia se permitía el uso de teléfonos móviles en el recinto, lo que no deja de ser un hito bastante particular. Y allí estuvimos una pequeña parte del equipo, representando a nuestros compañeros en aquella gala donde habíamos sido nominados en la categoría de Mejores Blogs Deportivos.

Pese a haber decidido poco antes que Juan Jesús y José Manuel serían los encargados de recoger el premio, asumimos desde el primer minuto que sería muy difícil hacerse con el premio sabiendo la gran cantidad -y calidad- de nominados que había en nuestra categoría. Aún así, acudimos con ilusión al teatro con la esperanza de pasarlo bien y desvirtualizar a amigos y admirados tuiteros como Ilde Cortés, Carlos Tur (ambos de El Desmarque) y el mítico Rancio Sevillano, que se llevó el premio a mejor tuitero de Sevilla.

Llegó el momento de conocer al vencedor de nuestra categoría. No pude evitar sentir nervios al pensar “¿Y si…? ¿Y si…?” cuando apareció el sobre con el nombre del ganador en su interior. Tampoco pude evitar saltar de mi asiento, como celebrando un gol, cuando el nombre de Beticismo.net salió de los labios del señor encargado de entregar el premio. En cuanto a esa risa tonta de mi cara, bueno, no pude (ni quise) hacer mucho por esconderla.

Mientras mi amigo José Manuel le daba algún que otro tirón de orejas al señor alcalde y dedicaba el premio a toda la blogosfera bética, así como a la sevillista (grandes amigos), no pude dejar de pensar en todo el trabajo e ilusión que hemos puesto en este proyecto desde el primer minuto. Y me emocioné al recordar momentos inolvidables que me ha regalado la vida por pertenecer a este equipo, como las entrevistas con Pier, Sabas y Alfonso, los tres grandes ídolos de mi infancia. Este premio es uno más.

Estos dos años han sido maravillosos, pero ha habido momentos muy duros en los que no lo he pasado precisamente bien. Periodistas reputados de esta misma ciudad me han acusado de quitarles el trabajo (si yo os dijera cuánto llevo gastado…), de no hacer periodismo, además de faltarles al respeto cuando lo único que he hecho ha sido tenderles la mano. También pasé un mal trago cuando el propio Betis nos retiró la acreditación de prensa días antes de que el Villamarín volviese a vivir un partido en Primera División, después de haberlo apoyado a muerte e intentando ayudar en la medida de lo posible cuando estaba en Segunda División. Pero eso nos animó a trabajar aún más duro.

Es difícil entender que te digan que no haces periodismo al tiempo que fusilan en sus periódicos, casi palabra por palabra, una entrevista que le has hecho en exclusiva al entrenador del Betis. Tampoco es sencillo asumir que te digan que cuanto menos le hagas la pelota a los compañeros periodistas, peor futuro tendrás. Y tan ricamente. En definitiva, que menosprecien tu trabajo continuamente no es fácil. Y aunque no es un Pulitzer, este premio no deja de tener un valor muy especial para mí: el reconocimiento a nuestro trabajo diario, que no es poco.

Puede que no haya sitio para mí en el periodismo deportivo sevillano después de todo, pero estoy orgulloso de lo que he conseguido y de lo que estoy haciendo por mi propia cuenta. Pero, como ya dije ayer, el mejor premio que podemos tener es el apoyo de miles de béticos que todos los días acuden a nosotros para resolver sus dudas sobre el equipo de sus amores, y que no dejan de recordarnos que hacemos un buen trabajo y que sigamos así.

No puedo finalizar este post sin dejar de dar la enhorabuena y las gracias a mis compañeros José María, José Manuel, David, Juan Jesús, Fran, Juanma, Juanma M., Cejudo, Miguel, Sergio, Tomás, Reyes, Pedro, Edu, Adrián, Chema, Beatriz y Fernando por hacer de Beticismo lo que es hoy: una de las mejores decisiones de mi vida.

Acerca de Carlos G. Urbano

Periodista. Redactor en Medina Media Producciones.
Esta entrada fue publicada en Personal, Web 2.0 y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a Un premio inesperado

  1. Juanje dijo:

    Carlos,

    Sinceramente lo que peor me supo del premio fue enterarme ayer que en un momento pensaste en dejar el proyecto, y no por tí, sino por ese hecho y lo entiendo a veces la presión nos puede. Por otra parte lo que mejor me supo fue ver que no lo hicieras y que sigas al pie del cañón en esta familia porque para mi no sois compañeros ninguno, todos sois grandes amigos ya. Ya sabes que si hay que levantar el pie debes hacerlo pero, eres Beticismo, estás en el proyecto desde que echó a andar y ¡qué coño! Yo te quiero en él muuuuuuuuuuuuuuuuuuuchos muuuuuuuchos años más, incluidas más apuestas si hacen falta, jajajaja.

    Me alegro de haber encontrado un buen amigo (al final siempre acabo sentimental, pero lo mereces) aquí. Ya sabes que creo en tí, tanto como persona como en tu futuro en el periodismo ¡no cambies nunca amigo!

  2. cavalleto dijo:

    Carlos, a todos nos puede la presión en algún momento, lo que hay que saber es que no hace falta dejar nada, es muy sano pedir unas vacaciones, tomar tiempo y distancia del proyecto para volver cuando haya más ganas e ideas para seguir.

    Como bloguero llevo 9 años con mi blog, muy complicado de compaginar con la vida diaria y más cuando nació mi hija. Otro lo habría abandonado e incluso cerrado. Yo me tomo vacaciones y lo retomo más adelante con muchas ganas.

    Imagina ahora que además compagino mi blog con Beticismo, mi mujer, mi niña y el trabajo. A veces por querer estar en todos lados acabas fallando con todo el mundo.

    Beticismo tiene mucha vida por delante, podemos seguir creciendo pero lo más importante es darle forma, no sólo crecer por tener mayores cifras en las estadísticas. Me refiero a que antes que por obligación es mejor hacerlo por gusto y por placer. Si fallas en esto entonces necesitas unas vacaciones.

    Y créeme, no eres el primero que pensó en dejar Beticismo. Yo después de tantas cuitas con la prensa también pensé que me había equivocado y que debía volver a mi blog personal donde mi opinión no perjudica a nadie más que a mi. De hecho es un pensamiento recurrente que tengo cuando algo no va bien en Beticismo. Pero mira, me relajo, me alejo un poco y luego vuelvo con más ganas.

    Este premio es un reconocimiento público, creo que merecido después de 2 años de trabajo constante, innovando y generando buen ambiente entre los aficionados.

    Ya sabes que yo no soy muy de participar en premios, este lo valoro porque sé lo importante que es para todos vosotros y para nuestros lectores. Yo no necesito premios para saber que sois el mejor equipo y un grupo de amigos cojonudos.

Deja un comentario