Periodista (de verdad) por un día

Es realmente difícil describir lo que siento ahora mismo, mientras escribo estas líneas, cuando hace apenas un año empecé a dudar seriamente de si era esto, el periodismo, a lo que me quería dedicar realmente. Culpo en gran parte a la Universidad de estas dudas, acentuadas a diario al encender la televisión o al ver cómo las manipulaciones de algunos medios quedaban impunes. Por suerte, ayer recuperé la misma ilusión de ser periodista que tenía hace casi diez años.

Para los que no lo sepáis, tras un largo intercambio de tweets, ayer tuve la oportunidad de entrevistar a Pepe Mel, entrenador del Betis, en la Ciudad Deportiva Luis del Sol acompañado por Alba, mi pareja, que llevó a cabo a la perfección su labor como fotógrafa. Podéis leer la entrevista completa aquí, en Beticismo.

Estaba citado por el Míster a las doce de la mañana, tras el entrenamiento. Salí de casa un poco ajustado de tiempo, pero al llegar al Villamarín me encontré con Manolo Nieto (Radio Betis), quien se ofreció a ahorrarme los cinco o seis minutos de paseo hasta la C.D. en su coche. Una vez allí (curiosamente mi primera vez) busqué a Antonio Araujo, quien fue mi ‘guía’ en anteriores ocasiones, para que me ayudase una vez más, esta vez para encontrar a Manolo Reyes, jefe de prensa del Betis.

Manolo nos recibió muy amablemente, e incluso se sentó a charlar durante cinco minutos con nosotros acerca de la entrevista que le iba a hacer poco después a Mel, que no es la primera que hago, pero sí la más importante. Me sorprendía de mí mismo, de lo tranquilo que estaba, aunque también me sorprendía ser el único “periodista” esperando para hablar con Pepe. Estando las cosas como están lo normal hubiera sido tener que esperar a que otros hicieran sus entrevistas, pero no fue así y pocos minutos después vino un utillero del club y nos dijo que el Míster nos recibiría en su despacho.

Camino del despacho de Pepe Mel, al girar a la izquierda en un pasillo, apareció un gigante de dos metros apoyado en la pared realizando estiramientos. Era Roque Santa Cruz, a quien miré fijamente, y cuando él me miró y me sonrió no tuve nada mejor que decirle que “Hola Roque“, como si lo conociera de toda la vida. Entonces me di cuenta de lo nervioso que estaba en realidad.

Pepe Mel nos recibió en su despacho de la C.D. con un enérgico “¡Bienvenidos!” y una sonrisa que duró poco en su rostro. No puedo decir que conozca muy bien al Míster pero tampoco era muy difícil darse cuenta de que su actitud -y sus respuestas- reflejaban un desánimo evidente. Encendí la grabadora del móvil y comenzamos la entrevista. A decir verdad no es una gran entrevista, ni siquiera es extensa, pero unas horas después me di cuenta de lo que había conseguido con ella.

Tras un breve almuerzo y un leve descanso me dirigí a la Facultad para empezar a redactar la entrevista con vistas a publicarla lo antes posible. Como finalmente no tuve clase pude acabarla antes de lo previsto, pero un SMS de mi compañero José Manuel Boza consiguió que me diera un poco más de prisa: “En Diario de Sevilla están esperando tu entrevista para publicarla en su web“. Tuve que leerlo tres veces hasta darme cuenta de lo que quería decir aquello, así que volví a ponerme a escribir, esta vez con algo más de brío.

A las seis de la tarde de ayer la entrevista ya estaba publicada en Beticismo y poco a poco la gente empezó a leerla y a felicitarme a través de Twitter. Me sentía muy satisfecho y muy contento con la entrevista, y así de feliz me fui a dar una vuelta por Triana para despejarme un poco.

A las nueve y media de la noche, mientras mi autobús salía de Plaza de Armas rumbo a casa, mis compañeros me instaron a echarle un ojo a la web de Diario de Sevilla. Y ahí estaba, en la portada digital, mi entrevista con Pepe Mel. Creo que nunca había recibido tantos tweets de enhorabuena en tan poco tiempo, estaba sorprendido, consternado e ilusionado al mismo tiempo ¡Qué subidón!

La de ayer fue una noche intensa, muy intensa, y la guinda la puso el mismo Pepe Mel, que en respuesta a mis palabras de agradecimiento me confirmó -entre otras cosas que me guardo para mí- lo que empecé a sospechar un par de horas antes: que la de esa mañana había sido una entrevista exclusiva pues no había hablado con nadie más en toda la semana. También me dijo que le gustó mucho la entrevista cuando la leyó. Y entonces me emocioné y me sentí agradecido, muy agradecido.

A lo largo del día de hoy algunos medios digitales y radiofónicos se han hecho eco de esta entrevista, entre ellos Radio Betis, Estadio Deportivo ¡y Radio Marca!, y hay quien ha querido otorgarle un valor añadido, el de que pueda ser la última que conceda Pepe Mel como entrenador del Betis.

Pero yo, con el corazón en la mano, os aseguro que bajo ningún concepto deseo tener tan dudoso honor. Ahora más que nunca creo en el trabajo y, sobre todo, en el valor humano de este hombre y nada me entristecería más que se fuera por la puerta de atrás.

Me viene a la memoria una frase de la película El Caballero Oscuro: “O mueres como un héroe o vives lo suficiente para haberte convertido en el villano“. Solo el tiempo dirá en qué se convierte Pepe Mel para la prensa y algunos aficionados. Para mí, con lo que ha hecho por este equipo, ya es un héroe.

Acerca de Carlos G. Urbano

Periodista. Redactor en Medina Media Producciones.
Esta entrada fue publicada en Real Betis Balompié, Yo Periodista y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

22 Respuestas a Periodista (de verdad) por un día

  1. Zapat dijo:

    Imagino la ilusión que sentirías al conjugar tu pasión, tu afición y tu admiración con, nada menos, que el entrañable Pepe Mel. Te lo mereces.

    Ojalá puedas entrevistarlo más veces esta temporada, todos lo deseamos.

  2. ¡¡¡¡!Que grande eres Carlos¡¡¡¡ Mantén la ilusión por lo que te gusta y no dejes que factores externos te hagan dudar, trabaja duro y veras como lo conseguiras, la materia prima ya la tienes.

    Un abrazo grande.

    • Gracias José Manuel, pero sin vosotros, sin Beticismo, creo que esta entrevista no hubiera sido posible. Pepe sabía quién era de antes porque cubrí la presentación de su libro en nuestro nombre, así que seguramente si le llego a pedir la entrevista como mero estudiante no hubiera dado estos frutos.

      En cuanto a la ilusión ahí sigue, intacta, y en niveles nunca antes vistos. Espero mantenerla ahí mucho tiempo. Gracias por tu (y vuestro) apoyo, de verdad 🙂

  3. Antonio Araujo dijo:

    Enhorabuena de nuevo Carlos! Y ya con la frase de mi película favorita al final me has ganado 😉

    Un abrazo!

  4. Chema de Aquino dijo:

    Magnífica entrevista, pero lo mejor es esta entrada. Me encanta ver que hay compañeros de profesión que verdaderamente disfrutan de ejercer y sobre todo que piensan que un nuevo periodismo (alejado de lo que predomina hoy en día) es posible.

    Añade un nuevo enhorabuena a tu lista

    Un saludo!

    • Admito que la intrahistoria de esta entrevista tiene su miga, pero de ahí a que la misma sea magnífica… De todas formas gracias Chema, en serio, aunque todavía no pueda llamarte mi compañero de profesión realmente porque me falta el maldito título…

      Tengo ganas de escribir de nuevo en tu web, pero me temo que estoy hasta los topes y me falta tiempo hasta para comer, pero en cuanto se acabe este ‘caos’ estaré encantado (si a ti te parece bien, claro).

      Un abrazo, ¡y a ver si te conozco en persona de una vez!

  5. Alba dijo:

    ¿Que te voy a decir que tu no sepas ya? 🙂
    Te lo mereces, disfrútalo.

  6. Juanje dijo:

    ¿Qué te podría decir que no te haya dicho ya? El día que te conocí en persona (y que ya eramos compañeros de proyecto) me transmitiste confianza y una cosa muy importante, que ya ha dicho Chema, amas tu futura profesión y derrochas ganas de hacer bien las cosas.

    En informática tenemos un acrónimo que es WYSIWYG (What You See Is What You Get / Lo que ves es lo que hay) que yo considero muy importante y que debería aplicarse siempre en tu profesión, tu te basas en ella por lo que llegarás lejos y yo espero estar cerca para verlo… 😀

    • Gracias por tantas palabras bonitas Juanje, no se merecen. Si no tuviese ganas de hacer bien las cosas, ¿para qué querer dedicarme a ello? Siempre he creído que eso es algo básico (Universidad aparte, claro está).

      Yo también espero llegar lejos, ¿quién no? Y estarás cerca siempre que no me echéis de Beticismo, jaja.

      Un abrazo, y gracias por los periódicos 🙂

  7. MMNogales dijo:

    Lo dije en su momento, te lo he dicho muchas veces y te lo vuelvo a decir: ¡QUÉ GRANDE ERES CARLOS! Enhorabuena por lo que has conseguido. Un abrazo fuerte.

  8. Mamá dijo:

    Nunca te comento en el blog como “mamá”, pero hoy sí.
    Y no es (solo) por el éxito con tu entrevista.
    Es por mi éxito. Puro egoísmo. Verte sano, honesto, honrado, lleno de amor por lo que haces y agradecido con los que te hacen regalos, me hace sentir que algo he hecho bien en mi vida, junto con papá.
    No sé si pasarás hambre como dicen algunos agoreros, pero sí sé que lo intentarás, que ya lo estás intentando y que dormirás tranquilo, porque lo más importante en este mundo no es el dinero ni la fama, sino poder dormir la siesta en paz. #yatúsabes ;P
    Te quiero.

  9. Joaquín dijo:

    Estas hecho todo un figura 😉 un abrazo y suerte con proximas aventuras periodisticas!!!

  10. fgpaez dijo:

    ¡Enhorabuena, Carlos!
    Disfruta de estos momentos.
    Un abrazo.
    😉

  11. Andrés dijo:

    Después de unos días en los que casi no he parado, me siento y leo la entrevista y tu entrada en el blog. Finalmente, creo que soy de los que se queda con la intrahistoria. Sabes que envidio tus ganas, tu ilusión y tu capacidad para luchar. Por eso, creo que no puedo resumir mejor lo que siento que simplemente con dos palabras: ENHORABUENA AMIGO!
    Un abrazo

Deja un comentario