“What a wonderful, wonderful, wonderful night!”

Hace hoy dos meses que la banda irlandesa U2 puso punto y final a la mayor gira mundial de todos los tiempos en Moncton, Canadá, con “40”, canción inédita en la gira hasta entonces. El 360º Tour decía así adiós para siempre después de 6 etapas, 110 ‘shows‘ en 5 continentes, más de 7,2 millones de espectadores, el mayor escenario jamás construído (“The Claw”, La Garra) y 736 millones de dólares que le han valido la entrada en el Libro Guiness de los Records, superando la anterior marca establecida por The Rolling Stones.

Pero hoy también se celebra una efeméride muy especial relacionada con el 360º Tour:

Era jueves, 30 de septiembre de 2010, hace hoy justo un año, en los aledaños del Estadio Olímpico de Sevilla miles de personas aguardaban -y lo sé porque estuve ahí- el momento en que las puertas del Túnel Sur se abrieran de una vez. A medida que avanzaban los minutos la espera se hacía más tensa y el sofocante calor no ayudaba a hacerla más amena. Mientras tanto, en el aeropuerto de San Pablo aterrizaba un jet privado procedente del sur de Francia con cuatro pasajeros muy especiales.

Este es un vídeo que Jesús Rodríguez (más conocido como @Trisco) realizó para El Correo de Andalucía de la previa del concierto. Tuve la suerte de encontrarme con él justo cuando se abrieron las puertas que daban acceso a la pista y me incluyó en este breve reportaje:

Para los que estuvimos allí aquella noche no fue una más. Fue una de esas noches que no se olvidan, una noche mágica. Magnífica diría yo. Cerca de 80.000 personas abarrotaron el Olímpico y quebraron sus gargantas al ver aparecer, tras largas horas de espera, a Bono, The Edge, Adam Clayton y Larry Mullen Jr.: los U2.

Dos horas y media de concierto que quedaron grabadas a fuego en la memoria de los que cantamos a voz en grito temas que hicieron estremecer nuestros corazones. A algunos se nos escapó alguna que otra lágrima al escuchar el piano que precede a City of Blinding Lights y al cantar al unísono el clímax de With or Without You. Y al final nos quedaba esa sensación de vacío, de enfado, al saber que el ‘show’ había terminado y no podíamos volver atrás.

De las 76.159 personas allí presentes (según datos oficiales) hubo una que vivió aquel concierto de una forma especial, aún más si cabe. Una persona que estuvo días haciendo cola para poder estar lo más cerca posible de los irlandeses ¡Y vaya si lo consiguió! Esta persona es Ángela, la chica a la que Bono invitó a subir al escenario, a “La Garra”, hace hoy un año.

Ángela es una ferviente seguidora de U2. Incluso su nik en Twitter (@AngelaOfJarlem) hace referencia a un conocido tema de la banda: Angel Of Harlem. Hace algunas semanas me puse en contacto con ella y le pregunté acerca de la posibilidad de condecerme una pequeña entrevista para contaros a todos los que leéis este blog, por afición o por accidente, cómo vivió aquel concierto del que fue en parte protagonista y así conmemorar el aniversario de un concierto que hizo vibrar los cimientos de una ciudad entera.

Aquí tenéis la entrevista al completo:

– Ha pasado ya un año desde que Bono te invitó a subir al escenario en el Estadio Olímpico de Sevilla. ¿Se te ha pasado ya el subidón?

El subidón ni siquiera me ha dado porque aunque haya pasado ya un año sigo sin creerme que tuviera la suerte de que me pasara algo así. A lo mejor es que “tampoco es pa’ tanto” como dicen algunas de mis amigas, pero eso lo dicen ellas porque no saben quienes son U2 (ríe).

– ¿Imaginaste alguna vez ser una de las pocas privilegiadas que han subido a “La Garra” durante el 360º Tour? Apuesto que no.

Por supuesto que no. No creía siquiera que fuera a ir realmente al fin a un concierto de U2, y menos que consiguiera ponerme en primera fila, así que imagínate lo de subir al escenario. Tengo más fotos mías posando con la valla y el micro de fondo que con Bono ahí arriba.

– ¿Podrías describir el momento en que Bono te invita a subir al escenario?

De ese momento me acuerdo bien gracias a los vídeos y por lo que la gente de mi lado me contó, pero la realidad es que me quedé completamente en blanco. Bono comenzó a andar por el escenario mientras cantaba, y justo cuando estaba pasando por mi lado se quedó parado, me miró, me señaló, vino hacia mí y me hizo gestos con la mano para que subiera. Me quedé completamente out. De hecho la gente que estaba a mi lado me empezó a zarandear diciéndome “¡¡¡Ángelaaa!!! ¡¡¡Que dice que subas!!!” y vinieron hacia mí varios de seguridad, me sacaron, me subieron arriba y de repente, sin darme cuenta, estaba en “La Garra” y con Bono tumbado encima mía.

– ¿Qué sentiste encima del escenario? ¿Qué te pasó por la cabeza en aquel momento?

Fue algo extraño. En ningún momento sentí nervios, al contrario de lo que la gente piensa. Es algo tan inesperado que no te da tiempo a pensar en nada ni asimilar que estás encima del escenario con los mismísimos U2 mientras 80.000 personas te están observando. Pierdes un poco la noción de la realidad, me pongo mil veces más nerviosa cuando me sacan a la pizarra en clase. Era como estar en una especie de sueño.

– ¿Le dijiste algo a Bono mientras bailabais? ¿Te lo dijo él a ti?

“Bésame, tonto…”

Yo no le dije nada, estaba paralizada. Cuando estoy en mi casa tranquila escuchando su música o viendo sus conciertos se me pasan muchísimas preguntas por la cabeza que me gustaría hacerle, pero cuando me dieron la oportunidad de hacerlo me quedé bloqueada. Cuando pasaron varios días desde el concierto pensé para mí misma “Que tonta, pues podría haberle dicho…”, pero bueno, lo mismo en ese momento estaba fuera de lugar, así que ya que fue tan amable de sacarme al escenario por lo menos me porté bien (ríe). Él tampoco me dijo nada, sólo me preguntó mi nombre cuando terminó la canción y una cosa que no escuché bien.

 

– ¿Podría decirse que fue el mejor momento de tu vida? ¿Has vivido otros momentos similares?

Creo que sí, que se puede decir que fue el mejor “momento” de mi vida por lo especial que fue y el recuerdo tan bonito que me llevé, sobre todo porque a mí la música es algo que me apasiona, y U2 en especial. ¿Momentos de euforia similares? Por ejemplo cuando mi equipo, el Sevilla, ganó la primera UEFA (lo siento por los béticos como tú, Carlos) y tuve la suerte de poder verlo en Eindhoven con toda mi familia. Fue un día parecido en cuanto a masificación, alegría e ilusión. También cada vez que aprobaba un examen de matemáticas en el colegio.

Pero también he tenido momentos muy buenos en mi vida al margen de todo eso, y sé que hay cosas más importantes en la vida que Bono te saque a un escenario o que tu equipo gane un título.

– ¿Con qué momento del concierto, además de tu aparición estelar, te quedas?

Con el momento de la entrada, como la mayoría de la gente, creo. Fue apoteósico: el escenario iluminado, Space Oddity sonando… y de repente se ve esa primera aparición en las pantallas de Bono, Edge, Adam y Larry caminando hacia al escenario para romper con The Return of the Stingray Guitar y Beautiful Day… ¡qué recuerdos! He podido ver el video unas quinientas veces pero se me sigue poniendo la piel de gallina.

 

– ¿Piensas que Bono hablaba en serio cuando dijo aquello de “What a wonderful, wonderful, wonderful night” en el concierto?

Sinceramente, pienso que eso es más bien protocolo. Después de los muchísimos conciertos que llevaban con la gira, otros muchísimos que aún les quedaban, un grupo con más de treinta años de historia, tantos conciertos a las espaldas y el dineral que tienen que tener lo que menos se puede parecer a una “wonderful, wonderful night” es estar con cincuenta años en un escenario cantando, corriendo y sudando durante dos horas. Sin querer ofender a nadie, pero no hay que olvidar que son, ante todo, estrellas del rock.

– Hace poco estuviste en Irlanda, país de origen de la banda. ¿Qué tal la experiencia?

Inmejorable. Uno de los mejores veranos de mi vida sin duda. Tenía muchísimas ganas de conocer Dublín y al fin lo he hecho. Era incluso mejor de lo que me imaginaba. Pensaba que aquello que decían de la cerveza, U2 o la música en directo en todos lados estaba un poco mitificado. ¡En absoluto! Ya que hablamos de música, me ha impresionado bastante en ese sentido. Da gusto salir de fiesta por los pubs y encontrarte A TODAS HORAS música en directo con grupos tocando temas clásicos del rock: The Beatles, Bruce Springsteen, Queen, Nirvana, AC/DC…y U2, por supuesto. ¡Entrar en una discoteca y encontrarte con Sunday Bloody Sunday o Where the Streets Have no Name a toda pastilla no tiene precio! Además de ser un país precioso, con mucho verde (aunque yo verde ni la hierba), los irlandeses tienen un carácter amable, abierto, alegre, divertido… Volveré, seguro, y espero que durante más tiempo.

– ¿Cuál es tu disco favorito de la banda irlandesa?

Si tuviera que elegir uno me quedo con Achtung Baby. Rock en estado puro, no hay ni siquiera grandes canciones, sólo himnos que han perdurado y que podemos escuchar diariamente en las emisoras de radio.

– Además de U2, ¿qué otros tipos de música escuchas habitualmente?

Sobre todo rock del de toda la vida. Entre mis grupos favoritos están también Queen, Bruce Springsteen, Pink Floyd, AC/DC, Guns ‘n Roses, R.E.M, Def Leppard… Últimamente me ha dado por Iron Maiden. Antes no los escuchaba porque me parecían un poco duros pero son realmente fantásticos. De música actual escucho poco: Muse, Coldplay, Red Hot Chili Peppers, Arctic Monkeys o Snow Patrol. Estoy intentando engancharme un poco más porque como tenga que esperar a grandes giras de Pink Floyd, Queen o Guns ‘n Roses me va a entrar el síndrome de la clase turista.

– Después de tres años recorriendo el mundo entero “La Garra” se jubila. ¿Crees que con ella se ha tocado techo en lo que a escenarios se refiere? ¿Volveremos a ver algo semejante?

Si no se ha tocado techo es lo mejor que se ha hecho hasta ahora. También es la opinión de una chica de 21 años que ha visto pocos conciertos y no ha vivido nada de la época buena del rock, por tanto creo que eso habría que preguntárselo a alguien con más solera. De todas formas, por lo que veo en los DVD´s, me quedo con la gira de ZooTV.

– ¿Crees que tardaremos mucho en volver a ver a Bono, The Edge, Adam y Larry de nuevo en los escenarios?

Espero que no. De hecho leí unas declaraciones de Bono y Adam hace poco. Cuando fueron preguntados acerca de cuándo sería la próxima gira sugirieron que sería pronto, pero que sería muy diferente a esta última: en recintos cerrados y con canciones que nunca han tocado.

Por último, la pregunta que todos nos hacemos: ¿Hay vida después del 360º Tour?

Sí, la cruda realidad…

Gracias de nuevo por la entrevista Ángela.

“What a wonderful, wonderful, wonderful night!”

BONO, Sevilla, 30-9-2010

Acerca de Carlos G. Urbano

Periodista. Redactor en Medina Media Producciones.
Esta entrada fue publicada en Conciertos, Entrevistas, Música y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a “What a wonderful, wonderful, wonderful night!”

  1. Joaquín dijo:

    En primer lugar me gustaría dar la enhorabuena personalmente a Ángela. Esa sensación tiene que ser sublime. He visto a mis dos grupos preferidos en directo (a Bon Jovi y a Bruce Springsteen) y como ha dicho ella, tiene que ser como un sueño. Recuerdo que en el concierto de Bruce en Sevilla también sacó a una chica para que bailara con ella a modo de imitación del video de Dancing in the Dark cuando saca a bailar a Courtney Cox jejeje.

    Estuve en ese concierto, en el de U2 también y fue una auténtica pasada y ahi mismo lo pensé: “esa muchacha está ahora mismo en el cielo, me alegro un montón por ella”.

    Eso si Carlos, futbolísticamente hablando, ella tampoco es perfecta xD

Deja un comentario